El Detox Emocional y su importancia

Actualizado: 7 ene

Te invito a iniciar este 2022 con alegría, buena energía y así acercarte al despertar emocional, conectando con tus emociones, necesidades y preferencias…

Comencemos con este proceso…

¿En qué consiste el detox emocional?

Habitualmente, estamos acostumbrados a hablar sobre la desintoxicación física o corporal, fundamentalmente vinculada a la una alimentación poco saludable y repleta de alimentos ultraprocesados y fast food. Este tipo de hábitos nutricionales generan agotamiento, cansancio físico, molestias gastro intestinales, dolores corporales, entre otros.

En este caso, nos referiremos a la desintoxicación emocional.


Sí, tal y como lo escuchas, nuestro cerebro necesita de tanto en tanto hacer una especie de “reset” de emociones negativas, algo así como un “cleaning” de todo aquel material que lo está invadiendo e impidiendo que funcione adecuadamente.

La negatividad y pesimismo se vinculan directamente con la energía negativa que rodea nuestro campo energético y esto afecta en la manera en la que nos vinculamos con los demás.


¿Cómo hacer el detox?

Para ello resulta de vital importancia que identifiques tus pensamientos negativos; críticas hacia el entorno en forma constante y autocríticas infundadas para cambiarlas en ese mismo momento, Parar, pensar y cambiar ese pensamiento por otro más objetivo y realista.

Este estilo de pensamiento tóxico se convierte rápidamente en un hábito, en una conducta automática y allí está el gran riesgo de que esto se convierta en algo crónico.


Por otro lado, tenemos que aprender a identificar cuando estamos rodeados de personas tóxicas en nuestro ambiente, ya sean; amigos, compañeros de trabajo, familiares, pareja, etc.

Por lo general, se trata de personas pesimistas, muy negativas, hipercríticas de la realidad; siempre están hablando mal de alguien o de distintas situaciones, destacando lo malo o desagradable en cada caso.

¿Cómo detectar a una persona tóxica?

Las personalidades con tendencia a generar vínculos tóxicos presentan determinadas características, algunas de ellas son:

  • Son manipuladores; buscan satisfacer sus deseos y necesidades, utilizando a otras personas como un medio para alcanzar sus objetivos. Todo aquel que interfiera en sus planes, se convierte automáticamente en su enemigo.

  • Son invasores del espacio y tiempo del resto de las personas, quieren ser el único centro de atención.

  • Generan dependencia emocional en sus seres allegados, mostrando que sin ellos no podrían vivir porque son los mejores en todo lo que hacen e incluso son la mejor compañía que cualquier persona puede llegar a tener.

  • Suelen resaltar las debilidades o características negativas de su entorno.

  • Dan “golpes bajos”, atacando al otro con lo que más le duele o le genera malestar.





Señales de que el vínculo (familiar, laboral, pareja) es tóxico:
  • Te sientes agobiado, asfixiado con esa persona

  • Tienes la percepción de que no puedes estar con esa persona pero tampoco sin ella.

  • El grado de dependencia emocional hacia esa persona es muy elevado, tornándose insoportable el solo hecho de pensar en un distanciamiento.

  • Te vinculas desde la discusión y el conflicto, pero es la forma de estar en contacto con ella.

  • La otra persona te agrede emocionalmente, te denigra y aún así no puedes terminar con esa relación.

  • La relación es unilateral, donde sos tú la única persona que aporta tiempo, escucha y generosidad, mientras que cuando tú precisas un consejo u opinión no cuentas con esa persona.


El inicio del año es un buen momento para replantearte y revisar tu estilo vincular y el de la gente que te rodea, ya sea en el ámbito laboral, familiar o con amigos.


Hacer un Detox Emocional y hasta quizás un “Cleaning de Vínculos” te ayudará a lograr un bienestar integral mayor, iniciando el año con una cuota mayor de positivismo, buena energía y motivación.





13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo