El rol fundamental de las manos en la comunicación


La comunicación

En primera instancia, cabe destacar que siempre estamos comunicando, aunque no digas una palabra, tu sola presencia e imagen están brindando un mensaje.

En este sentido, el lenguaje gestual y corporal tienen una gran relevancia, ya que a través de determinadas posturas físicas o movimientos con nuestras extremidades estas comunicando algo.

Seguramente, si observas a un conferencista, un docente, orador o a ti mismo en situaciones sociales notarás que el discurso verbal habitualmente va acompañado de gestos con las manos, lo que ayuda a reforzar y reafirmar la idea o concepto que están queriendo transmitir, a sabiendas de la importancia de lo paraverbal en una disertación o exposición.


En este sentido, las manos ayudan a ampliar la posibilidad de expresión del rostro humano, conformando una especie de triángulo variable, es decir que va cambiando de acuerdo a nuestros movimientos, atrayendo de esta forma la atención de nuestro interlocutor. Si bien existen múltiples posturas y movimientos con las manos, se recomienda no abusar de ellos, ya que denotaría ansiedad.


Debido a lo anteriormente expuesto, deducimos que el estado, pulcritud, detallismo y arreglo de tus manos y uñas resulta importante si nos referimos a tu imagen personal y lo que ella transmite.

En el caso de las mujeres, implica aún más detalle, ya que el color y estado del esmaltado resultan una clave fundamental a la hora de su presentación en cualquier situación social.


El mal estado de tus manos
  • Piel reseca,

  • Descamada,

  • Con manchas

  • Y/o uñas manchadas,

  • Descamadas,

  • Con cortes o resquebrajadas y/o sin un color de esmalte adecuado para tu color de piel y para la ocasión, pueden generar un concepto negativo en relación a tu higiene y cuidado personal, lo que no sería para nada beneficioso para tí a nivel personal y laboral.


Dime el color de tu manicuría y te diré quien eres.

Sabemos que desde la colorimetría, lo colores trasmiten mensajes y por ende hablan de tu estilo y personalidad.

En líneas generales, los colores claros destacan en tonos de piel oscuros, mientras que los esmaltados de colores fuertes e intensos ayudarán a que la mano sea la protagonista en colores de piel claros.

Independientemente de esta sugerencia, es importante sentirse cómoda y segura con el color que elijas.


Por ejemplo, el esmaltado rojo nos habla de una persona con una autoestima equilibrada, con autoconfianza, poderosa, que le gusta destacarse y su vez con un estilo clásico y elegante. Lo mismo ocurre con el negro, el que además denota sensación de peligrosidad y refinamiento. Los colores pastel hablan de un estilo delicado, sofisticado y clásico.


Asimismo, y al igual que la llamada “francesita” se relaciona con personas que prefieren pasar desapercibidas, pero con un look prolijo, cuidado, correcto y siempre lista, ideal para mujeres con actividad laboral intensa y que quizás no disponen de tanto tiempo como para dedicarse a retocar su manicura con tanta frecuencia. En este sentido la llegada del esmaltado semi permanente ha sido nuestra salvación.


Las uñas con metálicas, con diseño o “Nail Arts” son características de personalidad vanguardistas, siempre atentas a la última tendencia y que te gusta destacarte y que tus manos sean las protagonistas de tu outfit al 100%.

Es importante encontrar un estilo de manucuria con el que te sientas cómoda, a gusto y acorde con personalidad.

Sin ningún lugar a dudas encontrar un profesional que te asesore en todos estos aspectos vinculados al buen estado y mantenimiento de tus mano y uñas resulta fundamental para complementar una imagen personal cuidada, prolija, atendiendo el detalle.

¡Recuerda que siempre estamos comunicando y tu imagen personal es tu carta de presentación!








21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo