Los beneficios de una mente calma

Actualizado: 20 jun



La aceleración natural de los tiempos que corren, la dinámica de nuestro día a día y la vorágine que se respira en el aire, nos conducen a un ritmo interno vertiginoso.

Si tenemos un perfil de personalidad de base ansiosa, como la gran mayoría de la población actual, estamos más que sobreexpuestos.


En este contexto, nuestro cerebro funciona la diversidad y superposición de actividades, en ocasiones ejecutando en forma cuasi automática, sin dar lugar al pienso, la reflexión o el análisis del qué estpu haciendo, cómo y por qué, fundamental conocer la finalidad de todo lo que hago.


Esta suerte de funcionamiento en modo piloto automático, del cual ya hemos conversado en otras oportunidades, comienza a expandirse por todas las áreas de nuestra vida, comenzando por el trabajo y acaparando nuestra vida personal, familia, amigos, etc.


Esta aceleración genera ansiedad y su vez se retroalimenta cuando hacemos todo junto o estamos cumpliendo con una tarea pero en realidad nuestra cabeza y pensamiento está en otras cosas. La memoria, la atención y capacidad de concentración se ven afectadas rápidamente, con lo cual sobreviene la frustración por errores u omisiones en nuestro accionar.


Nuestro cerebro y pensamiento nos son ajenos a esta realidad, si no que a la inversa, rápidamente se adaptan y se acoplan a esta aceleración constante y sistemática, la cual naturalizamos, sin reparar en las consecuencias que esto trae para nuestra calidad de vida y salud mental.



El hecho de retornar a la calma y a ese equilibrio psico-físico es imprescindible para funcionar adecuadamente, ser operativo y eficiente en tu labor diaria y a la vez experimentar bienestar integral.


NECESITAMOS HACER UN STOP DIARIO

  • Destiná 10/15 minutos al día para Respirar Profundo (mínimo de 6 respiraciones)

Tomalo como hábito, independientemente de que se trata de un recurso muy poderoso cuando estamos muy ansiosos, preocupados o estresados, resulta muy beneficioso como hábito diario.


RESPIRA PROFUNDO, DESDE EL DIAFRAGMA.

  • Contá hasta 3 cuando ingresa el aire y exala llegando hasta 6, imaginando que cuando el aire sale de tu cuerpo es lleva toda la toxicidad, ansiedad, estrés, preocupaciones y una gran mochila cae de tu espalda lentamente.

  • Conectate con tu cuerpo, tus emociones, tus pensamientos mientras respiras. Sentí como ingresa el aire puro y se va calentando y cambiando su temperatura cuando pasa por la nariz, la garganta, hasta exalar.

Se recomienda realizarla por la noche y en algún break durante el día.


MEDITACIÓN

Otra herramienta excelente para calmar nuestra mente es la meditación. En ella se conjuga la respiración profunda con música instrumental, imágenes y la voz de un guía si se trata de una opción guiada.


Hay muchas alternativa y tipos de meditación, puede escoger la que más te agrade y vaya con tu estilo.


Te sugiero esta llamada "Meditación del lago en calma": https://www.youtube.com/watch?v=pzeOWZwoKbI


Se recomienda en la mañana y/o noche.



Me gustaría que me contarás cómo te fue con estas dos herramientas y qué te han parecido.


Con cariño,

Sabina






16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo